Las maravillas de Google Browser Sync

Creo que finalmente he encontrado una solución a mi deseo de tener una copia de respaldo confiable de mis marcadores del Firefox. Google Browser Sync almacena una copia de mis marcadores, historia, ventanas abiertas al momento de cerrar.., en los servidores de Google y puedo sincronizarlas en varios computadores y navegadores. ¡Yay! Y como soy desconfiado, todo lo almaceno cifrado; que al menos los Google tiene la decencia de considerar que no confiamos 100% en ellos.

¡Pero hay aún más! Google Notebook es muy interesante, pero todavía no tengo una opinión al respecto.

Integrando Wine en el escritorio GNOME

Nota: Me ha dado por actualizarme a la última versión de Wine, 0.9.29, y me he llevado la gran sorpresa de que crea entradas en el menú automáticamente, al menos para muchos instaladores. Para los que no funciona, lo de abajo sigue funcionando.

Wine es muy útil a la hora de usar algún programa hecho para MS Windows que no tiene equivalente en GNU/Linux|*BSD o cuando queremos usar un programa escrito para MS Windows que simplemente nos gusta o funciona mejor para nuestros propósitos. No funciona perfecto, ni si siquiera funciona todas las veces que lo intentemos, pero cuando lo hace es excelente.

Un ejemplo concreto: Clientes Bittorrent en GNU/Linux. El cliente oficial es regular y los derivados no es que mejoren mucho el original, Azureus necesita Java y aún sus últimas versiones filtran memoria como el Titanic agua.

Eso reduce mis opciones. La gran mayoría de los clientes de BitTorrent disponibles para GNU/Linux están medio cocidos y me frustan hasta lo indecible. Así que decidí usar µTorrent bajo Wine. Instalar wine y µTorrent fue sencillo, añadir el repositorio oficial de wine para mi distribución du jour (Ubuntu), usar apt para instalar, descargar el instalador de µTorrent con el navegador web, abrir el instalador con wine directamente y listo.

Sin embargo, encontré un problema. ¿Como diablos hacía para que me apareciera en los menús? Después de devanarme los sesos un rato, me acordé de ~/.local/share/applications. Cualquier archivo .desktop que se coloque allí aparecerá en el menú de aplicaciones. Así que creé un archivo ~/.local/share/applications/utorrent.desktop que contiene lo siguiente:

[Desktop Entry]
Encoding=UTF-8
Version=1.0
Type=Application
Terminal=false
Exec=wine "C:Program FilesuTorrentutorrent.exe"
Name=μTorrent
Icon=/home/vorbote/.icons/utorrent.xpm
Categories=Application;Network;
MimeType=application/x-bittorrent

¡Y listo!

¿Notan donde está el icono? Eso tiene su propia historia. GNOME reconoce ~/.icons como el sitio para almacenar nuestros iconos privados, de hecho lo crea automáticamente así que ese es el lugar natural, me parece. El problema era encontrar un icono de µTorrent que funcionara en el menú y en el pánel de aplicaciones. Primero, busqué algo en la red y lo masacré con el Gimp, feo pero pasable. Un día hice clic sobre uno de los torrentes y se abrió el explorador de archivos del Wine que es casi idéntico al de MS Windows, con sus directorios en árbol y todo lo demás (de pronto muchos no lo conozcan acostumbrados a usar el shell basado en el internet explorer). Bueno, me dió por meter mis narices por ahí y encontré ese icono en formato xpm en “C:WindowsTemp”. Problema solucionado.

Adecentando videos Flash (.flv)

Bueno, mi primera opción es siempre ffmpeg2theora. Mi recomendación es usar los binarios de la distribución GNU/Linux que se tenga, pero si por alguna razón está desactualizada con respecto a la versión disponible en el sitio del desarrollador, es mejor descargar aquella e instalarla en, por ejemplo, /usr/local/bin. Aquellos naufragos que todavía no han abandonado el MS Windows pueden instalar los codecs de DirectX/DirectShow para poder ver video y escuchar sonido codificado en Ogg Theora y Ogg Vorbis; así como en Ogg Flac y Ogg Speex, usando el reproductor por defecto de MS Windows.

Pero en otras ocasiones puede ser conveniente usar MPEG4 como formato de video y MP3 en el sonido, en particular si tienes a mano un reproductor de DVDs que te permita reproducir directamente videos en formato AVI.

La fórmula mágica es:

ffmpeg -i videito.flv -vcodec mpeg4 -acodec copy -vtag DX50 -sameq videito.avi

Usualmente estos videos tienen el sonido en mp3 y es mejor copiarlo para no perder la poca calidad que ya tiene.

Y para los que quieren el control absoluto (y reducir el tamaño al mismo tiempo):

ffmpeg -i videito.flv -vcodec mpeg4 -psnr -naq -trell -mv4 -vtag DX50 -acodec copy videito.avi

Ahhh! Y si quieren compartirlo con alguien atrapado en MS Windows XP o Vista y con pocas habilidades “hackeatorias”:

ffmpeg -i videito.flv -vcodec wmv2 -psnr -naq -trell -mv4 -acodec copy videito.avi