Las redes sociales y la pontificación sociológica

Mi amigo Zamuro dió una charla sobre redes sociales en el FLISOL de Caracas el sábado 24 de abril que acaba de pasar. Y como es muy aplicado ha puesto las diapositivas de su charla en su blog.

En los comentarios Mariangela Petrizzo escribe algo con lo que no puedo estar completamente de acuerdo.

Mi posición en el asunto es que las redes sociales no son un fenómeno simplemente sociológico o sociopolítico (que son cosas diferentes); eso es reductio ad absurdum, algo a lo que se han acostumbrado las ciencias sociales debido a) a la gran influencia de la física teórica en la ciencia del siglo pasado; no es más que observar el empobrecimiento intelectual al que ha llegado la biología a través de la “molecularidad del ser” dejando atrás todo el conocimiento acumulado por el naturalismo y por la bilogía organísmica, de poblaciones y ecosistemas. Ahora si quieres ser un naturalista exitoso te toca ser presentador de National Geographic o de Animal Planet. b) Las ciencias sociales como ejercicio reduccionista no son mas que la aceptación implicita por el status quo academico, de que las ciencias sociales en general son arte y no ciencia. Es por eso que se le dió tanto énfasis al uso de técnicas de análisis estadístico en la sicología, la sociología y la politología de los 50s, lo que al contrario del uso de la estadística en las ciencias naturales, es pura y física especulación.

En cambio, es apropiado ver a las redes sociales con ojos y mente de antropólogo. Las redes sociales son flujos de cultura que se tribalizan y por tanto deben ser estudiadas con las técnicas de los etnografos, quienes son los naturalistas que estudian a otros humanoides de la misma especie biológica usualmente… Desde este último punto de partida, es perfectamente válido hacer una diferenciación y un paragón entre academia y otros grupos subculturales, pues los academicos (que lo soy aunque no ejerza), hablamos y pensamos de maneras muy diferentes a los otros grupos culturales dentro de la sociedad y lo mismo se aplica a otras subculturas. Yo, por ejemplo, nunca pondría mis pies virtuales en 4chan ni muerto, pero conozco quien lo hace y lo disfruta.

Advertisements

El chipset JM20377 y la corrupción de datos

Recientemente mi computador más viejo falleció dejandome dos discos PATA huerfanitos que no podía leer en ninguna parte. Así que la solución fué encontrar una caja externa USB, cosa nada fácil pues la tecnología IDE está tan muerta como los dinosaurios. Corrí con suerte al encontrar una caja híbrida PATA/SATA2, una de esas baratijas chinas, por aquello de no cerrarme a las posibilidades futuras; como comprar un disco de un terabyte y subastar mis discos viejitos. 🙂 De todas formas es imposible encontrar una caja externa que soporte PATA únicamente.

Sin embargo, cual no sería mi sorpresa cuando al intentar usar cualquiera de los discos para almacenar datos de otro computador y hallar que todos los datos estaban dañados. Siendo el pesimista que soy como buen clamador en el desierto, casi me dá un síncope. Al principio pensé que era el controlador USB del kernel (2.6.31 en ese momento) pero tras tomar un paso atrás pensé: «Bueno, ¿y si es la cajita?». Me puse a investigar y encontré un blog en Corea que relata el mismo problema. La solución es remover la resistencia R15 del circuito de interface del SOC JMicron 20377 que hace el milagro en la cajita. Fotos en el sitio mencionado.

Por cierto, las fotos son a escala, ¡hay que usar lupa y pinzas de cirugía!

Actualización: Aquí coloco una copia del artículo original, en caso de que este desaparezca de la red.